Reseña Vientos del Norte, por Cristina D. Mula

Vientos del Norte es el nuevo
juego de Klaus Teuber, el creador de la ultra famosa saga de Colonos de Catan,
sin embargo en esta ocasión Vientos del Norte nos trae un nuevo juego de
temática totalmente diferente, a los pentágonos de recursos, las piedras,
maderas y aldeas.
Vientos del Norte es un eurogame
que mezcla gestión de recursos y objetivos de misión, con una pizca de azar,
memoria y algo de estrategia. Es un juego de mecánica fácil y buena
jugabilidad, por lo que es muy recomendable para toda la familia, y los 30-45
minutos que nos indican en la caja suelen encajar bastante bien, en las
partidas que hasta ahora hemos jugado.
Por otro lado el atractivo
fundamental del juego y que desde luego le está dando la fama, es el fuerte
componente de diseño e ilustración, ya que cuenta con cuatro estupendas maquetas
de barcos que montar al abrir la caja en cada partida y que servirán como los
tableros de juego individual de cada uno de los capitanes de barco. Este no es
el primer juego que ha usado este fantástico recuso  de la tridimensionalidad del cartón en los
juegos de mesa, también el Colt Express, es un claro ejemplo de lo importante
que es el atractivo visual para que a los jugadores nos entren ganas de comprar
y probar un juego, y es que como la vista no hay otro sentido más importante en
esto de los juegos de mesa.

Además de las maquetas incluyen
otros componentes muy detallados como las losetas de juego, con eventos,
recursos, mejoras para barco y piratas. Un tablero de misiones y colocación de
cubos de colores y muchos recursos de madera para poder comercializar. Los
recursos en el único aspecto que no podemos elogiar tanto, teniendo en cuenta
que poco tienen que ver con los recursos que representan. Siendo un juego tan
visual y bonito en su ilustración ha sido un fallo que los recursos no sean tan
parecidos como esperábamos, después de disfrutar montando esas estupendas
maquetas de barquitos los recursos pierden un poco, aunque para nada restan
jugabilidad ni diversión al juego.

El objetivo principal del juego
es que cada jugador se convertirá en un capitán de barco mercante, que deberá
navegar de puerto en puerto para conseguir las metas de cada puerto comercial y
le den la posibilidad de colocar el mayor numero de cubos de su color en el
tablero de puntuación y ganar el juego antes que los otros.

En resumen  podemos decir 
que si eres de los  jugadores que
os  gustan más los eurogames, te gustan los
juegos sencillos con misiones alcanzables, usando recurso, truncando los planes
a tus contrincantes, consiguiendo puntos de victoria y sobre todo no pasarte
horas y horas en una aventura farragosa que acabas odiando y deseando que el
juego termine, Vientos del norte cumple tus necesidades.  Además de poder converger tanto niños/as como
adultos al igual que jugadores expertos como iniciados por un precio de mercado
media y bastante equilibrado para todo el cartón y madera que lleva la caja.
Cristina D. Mula

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.