Crónicas Roleras: FATE: Vengadores Costa Oeste: Primera sangre

Primera sangre
Juego: Fate
Fecha: 22-4-2016
Pjs: Mística (Cristina Voada), Daredevil (Dani García) Spiderman
(Nacho) y Deadpool (Iván Martín)
Deadpool es el maestro de ceremonias

Deadpool está
leyendo el cómic Vengadores Costa Oeste nº4 tumbado en una colchoneta inflable
flotando en la piscina de la villa de los Vengadores cuando percibe que un
nuevo jugador se une a la partida. Como buen anfitrión, va presentando a Nacho
a todos los personajes que pueblan la villa de los Vengadores. Jennifer
Walkers, María Hill o Bruce Banner ya están acostumbrados a las locuras

del
mutante (¿o mutado?) de modo que no le prestan mucha atención cuando va
paseándose por el reciento hablando a la nada sobre ellos. Otro de los
personajes que presenta es a Hannibal King, el vampiro caza-vampiros amigo de
Blade. Sin embargo esta vez King no parece de especial buen humor, y acaba
tosiendo tras su conversación con Deadpool. ¿Tosiendo? Tras despedir a Nacho,
decide llamar a Spiderman, que es el personaje que maneja. Como ha leído el
cómic, sabe que sale más adelante en una escena conjunta con Daredevil, pero
quiere agilizar la trama.

Peter Parker ha decidido poner
algo de distancia con Gwen Stacy [no olvidemos que estamos siguiendo las tramas
de las películas, no de los cómics] y se ha enrolado en el proyecto de Ben
Urich en Los Ángeles, el periódico The
Observer
. Es entonces cuando recibe una llamada del inefable Masacre que le
pide que se una a los Vengadores de la Costa Oeste. No le da, eso sí, ninguna
razón, pero le dice que debe acudir a la villa de manera urgente. Resignado,
Peter se inventa una excusa con Ben Urich para faltar unas horas al trabajo y
se cambia de ropa con toda la sensación de que va a perder el tiempo. O algo
peor.
Mística contra Marta Plateada
En esos momentos, Mística está siendo entrevistada en el
programa de televisión matutino La Mañana
de Marta
, un magazine sobre chismes y política de bajo nivel en el ámbito
angelino conducido por la empresaria y aventurera Marta Plateada. La ciudana
del pequeño país europeo de Symkaria es incisiva en sus preguntas. Se interesa
por los recientes rumores que sitúan al atractivo Víctor von Doom con Beyoncé,
cuando se suponía que había iniciado una relación con Paris Hilton. Mística,
deseosa de perjudicar al que en su día asesinó a su gran amiga Destino, no
desmiente la información, consciente de que así alimenta aún más los rumores.
Marta entonces intenta provocarla

con un anuncio de Factor X, una asociación
que va traslándose por distintas ciudades estadounidenses anunciando su llegada
y ofreciendo un número de teléfono para que contacten con ellos si conocen
algún mutante. Ofrecen “solucionar” sus problemas, sin detallar qué sucede
después con esos mutantes. Como orgullosa de su condición mutante, Mística está
tentada de ser muy explícita en sus declaraciones 

 contra Factor X, que esos días está en Los
Ángeles, pero logra contenerse para enojo de Marta. Plateada entonces intenta
otro camino, y la invita a ver un pequeño clip del blog de Sin Banderas, el
mutado anteriormente conocido como USAgente. Sin Banderas es siempre muy
crítico con el gobierno y con todo lo que tenga que ver con el suero de
supersoldado, y en su blog declara que Hulk ha sido creado como consecuencia de
buscar un mejor suero de supersoldado y que eso hace al gigante esmeralda
particularmente peligroso e inestable. Mística también logra calmar la
situación, algo que tiene sus consecuencias en la villa de los Vengadores,
donde Bruce Banner estaba viendo el programa cada vez más nervioso, para alarma
de sus compañeros.

Elecciones en los Vengadores Costa Oeste
Pronto todos
los Vengadores (y Spiderman, que acaba de llegar aunque Deadpool no le explica
el por qué de su presencia) están reunidos en la villa: Mística, Daredevil,
Deadpool, Banner, Patriot y Hannibal King. Están muy preocupados con el estado
de salud de King, que ya no solo tose, sino que parece tener fiebre alta, algo
en principio imposible en un vampiro. Masacre intenta probar algo y le expone
la piel a la luz del sol angelino, notando cómo le duele a King. Banner decide
ir haciéndole una serie de pruebas al vampiro en el laboratorio médico. Es el
momento que aprovecha Gyrich, el asesor de imagen, para proponer que, ahora que
el grupo ya es una entidad estable, se elija un nuevo presidente del grupo. Los
vengadores aceptan la propuesta y se trasladan a la sala de juntas, donde
Mística como presidenta, ostenta el martillo de ceremonias y toma acta el
secretario, que es Daredevil. Mística confirma su deseo de no presentarse de
nuevo a ser presidenta del grupo, sintiendo que su papel como creadora de los
Vengadores ya ha pasado y es necesaria sabia nueva. Masacre se propone como
candidato a ocupar su lugar, sosteniendo que hará de los Vengadores un grupo
cool. Daredevil intenta convencer a Patriot de que se postule, y de que él le
ayudaría en todo lo posible. Casi lo logra, pero el joven se siente muy
inmaduro para asumir una responsabilidad de ese calibre y no se decide.
Finalmente Bruce Banner se postula como posible presidente, y Daredevil,
aliviado, retira una posible candidatura. Todos votan a Banner como presidente
a excepción del voto blanco de Mística y el voto nulo de Masacre, que vota a Walt
Disney.

El espectáculo del Camaleón
Banner
entonces comparte sus miedos con el resto de los Vengadores y les comenta que
está trabajando en un experimento, peligroso, para librarse de una vez por
todas de Hulk. Pero el resto de vengadores le convencen de que un mundo sin
Hulk sería aún más peligroso. Es entonces cuando un

mensajero les hace entrega
de unas entradas a un show en un local de cierta fama en la ciudad. El
remitente es el periódico The Observer,
que quiere obsequiar a los héroes con una noche de ocio. Los vengadores deciden
acudir y así oxigenarse de los problemas de la jornada. Banner y Deadpool
ocupan una mesa, mientras que Matt Murdock y Mística (metamorfoseada en humana
para no llamar la atención) se sientan en otra, rememorando la época en la que
fueron pareja [como se vio en Vengadores Costa Oeste nº2]. Spiderman acude como
Peter Parker intentando conseguir alguna fotografía de alguien interesante, y
se cuela por la puerta de atrás para no pagar entrada. Patriot se queda de
guardia en la villa cuidando de King, que está en animanción suspendida siendo
escaneado por la maquinaria de última tecnología de Banner y Sterns, el asesor
científico del grupo [como se vio en Vengadores Costa Oeste nº1].

Pronto el grupo se da cuenta de que en primera fila Lápida
se encuentra disfrutando del espectáculo protegido por varios matones. Tras la
banda de jazz, se anuncia entonces el show de un imitador conocido como El
Camaleón por lo logrado de sus intervenciones. 
Pero antes de
subir al estrado, los héroes observan que Lápida intercambia unas palabras con
el humorista y le entrega una pequeña tira de papel. Tras una divertida
interpretación de Donald Trump, tanto Spiderman como Daredevil perciben una  situación de peligro a unas pocas calles de
distancia y abandonan el local para intervenir. También, una vez acabada la
actuación del Camaleón, Lápida y sus sicarios abandonan el local. Rápidamente
los Vengadores se coordinan y Mística se dirige a los camerinos a interrogar al
comediante mientras Banner y Masacre van a interceptar a Lápida para averiguar
algo de sus intenciones.

Cuando Lápida se apercibe de la llegada de los dos
vengadores no parece ni inquieto ni sorprendido. Pero se dedica a provocar a
Banner de forma que casi pierde el control, y termina caído al suelo de
rodillas intentando contener su rabia, ayudado por Masacre, mientras el capo
mafioso y vampiro se aleja riéndose. Entretanto, Mística ha logrado seducir a
Dimitri Smerdyakov, alias Camaleón, y tras emborracharlo, se dispone a buscar
información en su camerino. Encuentra algunas fotografías y la pequeña cinta de
papel que le entregó Lápida.
Cacería a Tigra
Daredevil y
Spiderman habían sentido que una amenaza se cernía sobre un inocente. Tras
enfundarse

sus trajes y salir a la noche angelina, observan, cada uno por su
lado, cómo una joven con una gabardina huye de un grupo de perseguidores que la
acosan con palos y botellas. Buscando protección, la joven entra en una
iglesia, momento que aprovechan sus seguidores para alcanzarla. Daredevil
entonces atraviesa un ventanal y cae al suelo interponiéndose entre ella y la
turba. Se da cuenta entonces de que la joven es una mutada o mutante. De hecho,
los perseguidores la insultan llamándola “mutante” y amenazando con llamar a
Factor X. También hace su aparición Spiderman, y entre los dos pronto acaban
con los alborotadores. También Tigra se defiende, pero sin llegar a lastimar de
manera grave a sus perseguidores. Sin embargo, Daredevil llega a perder sus
nervios y comienza a golpear a uno de los alborotadores, haciendo que Spiderman
se preocupe e intente detenerlo. Pero antes de que los dos héroes comiencen a
pelear entre ellos, la policía hace su aparición, y los tres escapan.

En la villa de los Vengadores, pronto los héroes comparten
su información y comienzan a investigar. Daredevil prefiere compartir la velada
con Tigra e intentar calmarla. Ella le confiesa que no recuerda apenas nada más
allá de dos semanas. Recuerda haber estado escapando de algo o alguien en un
tren, y también escenas de selva y una cara roja que la llenaba de pavor. Al
calor de la hoguera, los dos jóvenes acaban besándose para escapar de sus
propios demonios.
Pistas y antiguos conocidos
Pero el resto
de los vengadores permanecen ajenos a la nueva conquista de Daredevil. En una
habitación de la villa, estudian las pistas que ha obtenido Mística y se ponen
a buscarle sentido. Las fotografías pertenecen a un amerindio vestido con una
americana y con porte distinguido. Pronto caen en la cuenta de quién se trata:
de Thomas Fireheart, un indio americano dueño de una importante corporación.
Spiderman les completa la información haciéndoles saber que también es el
metahumano conocido como El Puma. Él y El Puma se conocieron como enemigos,
pero finalmente se hicieron aliados. En la pequeña tira de papel que Lápida
entregó a Camaleón hay una ristra de caracteres alfanuméricos que los héroes
pronto deducen pertenece a una caja de un banco local. En

poco tiempo averiguan
que se trata del Banco Central de California. Recuerdan que Daredevil con sus
supersentidos escuchó a Lápida decirle a Camaleón “mañana debe ser el día
porque él está ocupado”. Spiderman tiene un momento de brillantez y deduce qué
va a suceder: Lápida le ha encargado a Camaleón que robe el contenido de la
caja que responde a ese código, que sin duda pertenece a Fireheart, y que debe
contener algún tipo de objeto arcano. Mientras Tigra duerme, Daredevil
incansable investiga sobre la extraña joven. En su gabardina encuentra un
carnet de biblioteca de la Universidad de Chicago a nombre de una tal Greer
Nelson. Cuando busca imágenes de la tal Greer, ve que guarda cierto parecido
innegable con Tigra. Pero también averigua que ha desaparecido hace varios
meses… y que está casada.

Contra el Camaleón
Por la mañana los héroes más poderosos al oeste del río
Pecos acuden raudos a la oficina central del Banco Central de California en el
deslizador diseñado por Doom. Por el camino advierten al director de la
sucursal de que alguien se puede estar haciendo pasar por Fireheart y que no le
entregue nada. El director les confirma que hay alguien que dice ser Fireheart
ahora mismo en su despacho. Los Vengadores aumentan la velocidad de su vehículo
y pronto entran como una exhalación en la oficina. Thomas Fireheart parece
escandalizado por la aparición de los Vengadores y exige explicaciones. La
caracterización es tan completa que varios héroes comienzan a dudar de si se
trata del verdadero empresario, pero la actuación de Camaleón no engaña al
demonio de Hell’s Kitchen.
Cuando Camaleón entiende que los Vengadores lo han
descubierto intenta atacar 
desenfundando
su pistola de gas, pero Daredevil la aparta de un golpe y Spiderman le pega el
brazo a la mesa, momento que aprovecha Deadpool para atravesarlo con su katana.
La acción innecesariamente sangrienta de Masacre vuelve a traer confusión y
tensión a un grupo que ya la destila por todos sus poros, con un enfrentamiento
entre Daredevil y Deadpool que tendrá consecuencias para el grupo. Mística lo
traslada urgentemente en el deslizador a la villa de los Vengadores, donde
Bruce Banner consigue estabilizarlo a duras penas. Allí postrado en una cama
proceden a interrogarlo. Camaleón confiesa el intento de robo, pero se excusa
diciendo que Lápida lo chantajeaba con hacer pública su carrera criminal. El
mafioso vampiro quería la Cruz de San Antonio que estaba custodiada en esa caja,
y Camaleón debía entregarla esa misma noche en el antiguo Teatro Lafayette
ahora abandonado.

La emboscada del Sindicato Siniestro
Los héroes más poderosos de la costa
oeste deciden ponerse a la acción. Su plan es aparecer esa misma noche en el
Teatro Lafayette simulando ser el Camaleón disfrazado de Fireheart portando la
cruz de San Antonio, emboscarlo y atraparlo. Pero en lugar de que Mística asuma
el papel de Fireheart, Spiderman tiene la idea de contactar con El Puma directamente. El héroe amerindio se

muestra dispuesto a
colaborar, y saca la cruz de su banco. Como recompensa por el gran papel que ha
hecho Spiderman hasta el momento, Bruce Banner lo hace Vengador en periodo de
prueba. Él se queda en la villa de los Vengadores trabajando en la cura del
extraño virus que parece estar atacando a Hannibal King. Cuando los héroes
parten a la aventura, Tigra abraza y da un beso de despedida a Daredevil, cada
vez más tenso en su relación con otros miembros del grupo. Su reciente visita a
un confesor católico le ha puesto las cosas más difíciles, porque el sacerdote
le ha instado a acabar con los vampiros ¿también con Hannibal King?

Los vengadores entran en el teatro abandonado, pero pronto se
descubre que es una emboscada (algo que Deadpool ya sabía por haberse leído el
comic, pero no avisó a nadie por parecerle más divertido así). Un grupo de
supervillanos conocido como Sindicato Siniestro ha sido contratado por Lápida,
que ni siquiera está allí. Alguno de los vengadores comenzó a sospechar de que
todo era una trampa cuando comprobaron el The
Observer
no les había enviado aquellas entradas para el show nocturno. El
Sindicato Siniestro ha estado esperando agazapado su oportunidad, y atacan
cuando los héroes están desprevenidos. El Gladiador se enfrenta a su viejo
enemigo Daredevil surgiendo tras una columna tras activar un mecanismo que
emite un

sonido agudo que desconcentra al héroe de Hell’s Kitchen. Con sus
sierras circulares logra alcanzar al justiciero rojo en el costado, haciéndolo
sangrar profusamente.

El hombre de arena ha estado convertido en arenilla en un pasillo
entre bambalinas, hasta que Deadpool lo pisa. Él se alza entonces convertido en
tormenta de arena para acabar cegándolo y hacerlo víctima fácil de un golpe de
gracia. Mística cae en una trampa-red que la atrapa y la deja colgando sobre el
patio de butacas mientras el líder del grupo, el Escarabajo, vuela hacia ella y
le lanza un rayo de plasma mientras se bambolea indefensa. Spiderman, que se
había colado por una ventana y está avanzando por el techo, recibe una descarga
de luz a plena potencia de focos instalados para ese propósito, y cae al suelo
al pasillo central del patio de butacas, momento que el Rino aprovecha para
cargar contra él.

Herido, Daredevil reacciona y le propina una patada al cuello al
Gladiador, al tiempo que le intenta desestabilizar haciéndole entender que no
es un gladiador de la época imperial y que esa invención esquizofrénica es el
resultado de intentar escapar de traumas de su vida. El Gladiador, cada vez más
irritado, intenta hacerlo callar por todos los medios y le lanza una de sus
sierras circulares con un

resorte, que a punto está de decapitar al justiciero
nocturno. Aunque Daredevil vuelve a sangrar con otro golpe segador de su
oponente, logra finalmente hacerle una llave sujetándolo por su espalda y acaba
por hacerle ver que, efectivamente, su nombre es Melvin Potter. Rendido a la
evidencia, Melvin cae al suelo de rodillas llorando por antiguos traumas. La
lucha de Deadpool contra el Hombre Arena es desigual, pero por fortuna El Puma
corre en su auxilio y las tornas comienzan a cambiar, aunque el supervillano
prueba ser un adversario muy difícil de doblegar. Finalmente Masacre cambia de
táctica y decide intentar desmotivarlo. Cuando el Hombre Arena ve que la mayor
parte de sus compañeros ha sido derrotado y que aquel no es su lugar, decide
escapar.

Mística, bamboleándose, logra esquivar
el rayo del Escarabajo, que la quema de refilón pero arranca las redes de su
trampa liberándola y haciéndola caer a la platea. Para luchar en un espacio más
cerrado donde el vuelo de su oponente no sea una ventaja decisiva, la 
antigua líder de los Vengadores Costa Oeste corre hacia una puerta
que da al almacén de escenarios y tramoyas. Allí se metamorfosea en el
Escarabajo y se esconde tras una serie de viejos espejos. Cuando el
supervillano entra en la sala queda desorientado y Mística puede trabar combate
con él. Logra darle un golpe de gracia entre sus dos alas mecánicas que
incapacita al líder del Sindicato Siniestro. El Rino, que ha intercambiado
golpes con Spiderman, pronto se da cuenta de que el resto del grupo ha caído, y
todos los Vengadores lo rodean. Decide rendirse y hablar.

El amargo final
Son altas horas de la madrugada cuando
los Vengadores irrumpen en el ático de Lápida, que los espera con un sable de
plata en la mano. El vampiro queda impresionado al ver que todos los Vengadores
han sobrevivido a su trampa. Él esperaba tener un duelo final con Hannibal
King, pero no había contado con la presencia desequilibrante de Spiderman y El
Puma. Sin embargo, para el capo de la mafia irlandesa de Los Ángeles no todo
está perdido, su ático es un pozo de trampas listas para activarse. Sonriendo,
amenaza a los Vengadores con una muerte lenta, cuando comienza a toser. La tos
se hace más y más fuerte, hasta convertirse en ataque. Los héroes no tienen
ninguna dificultad en hacerse con él y atarlo. Al hacerlo, se dan cuenta de que
también tiene síntomas de fiebre. Allí atado, Daredevil sostiene la Cruz de San
Antonio y se siente tentado de acabar con el vampiro con ella, pero finalmente
sacudiendo la cabeza deja atrás ese pensamiento. Pero El Puma parece haber
entendido la lucha interior que ha pasado el justiciero y la hace suya, y
atraviesa el corazón de Lápida con su cruz bendecida.

A pesar del éxito, Daredevil decide
dejar el grupo por desavenencias con algunos miembros, anunciando que mientras
Hannibal King y Masacre sigan siendo vengadores él no pertenecerá al grupo.
Banner le agradece toda la ayuda que ha prestado y le despide en su viaje de
vuelta a Nueva York. Para entonces, el estado del vampiro se agrava y los
héroes no tienen pista alguna sobre qué le está sucediendo. Por si fuera poco,
los obreros mexicanos que están trabajando en un hangar para quinjets en la
villa de los Vengadores, han encontrado una antigua piedra tallada en sus
excavaciones para construir los cimientos. En la piedra, tallado con un
instrumento afilado, aparece escrita una advertencia: “Vengadores, cuidado
porque Kang el Conquistador se acerca”. Y firma Deadpool, en 1887.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.