Reseña Vengadores Costa Oeste: Secret Wars. Por el gran e infame Echevarren!!!

Vengadores Costa Oeste: Secret Wars
Juego: Fate
Fecha: 19-3-2017
Pjs: Hércules
(Arturo), Ms. Marvel (Cristina Voada), Dr. Doom (Ismael), Deadpool (Iván), Gata
Negra (Marian) y Longhot (Nico).
Traición en la luna
Tras haber
acompañado a Estela Plateada hasta la órbita terrestre y liberar su cuerpo,
Doom queda convertido en un reguero de polvo estelar en el espacio, de nuevo
sin un cuerpo que habitar. Concentra su energía en regresar al planeta azul
para buscar un nuevo huésped en el que volver a vivir cuando observa una serie
de señales lumínicas desde la luna que parecen querer atraer su atención.
Flotando en el vacío, se acerca al satélite terrestre y allí observa que las
señales de luz provienen de unas antiguas ruinas extraterrestres de la cara
oculta de la luna. Introduciéndose en las galerías del antiquísimo edificio ya
derruido por la acción del tiempo, acaba llegando a una gran sala con
maquinaria kree plenamente operativa. En el centro de la gigantesca sala se
yergue mirándolo en una especie de cápsula, la Inteligencia Suprema Kree, y a
su lado la vengadora Miss Marvel. Parecen sorprendidos de haber contactado con
Doom, pues esperaban a Estela Plateada. La Inteligencia Suprema y Doom entablan
una conversación llena de acertijos y medias verdades donde el gran receptáculo
de todas las mentes sobresalientes Kree le deja ver que la muerte del Celestial
renegado del que Muerte fue directamente responsable (como se vio en Vengadores
Costa Oeste nº6 El Plan oculto de Dios)
no va a quedar impune y va a llamar innecesariamente la atención

de otros poderes galácticos.
Muerte se cansa de las respuestas
enigmáticas de la Inteligencia Suprema y decide intentar apoderarse de su
mente. No lo consigue, pero en el duelo logra entender el por qué de la huida
de la Inteligencia Suprema a la luna. No solo quiere dar a entender a los kree
que ha muerto para ayudarles en su evolución, sino que ha venido a la Tierra
porque, al igual que los Celestiales, la consideran un espacio de gran
peculiaridad. Está dispuesto a asumir algunas de las mentes más sobresalientes
terrestres y unirlas a sí. Miss Marvel no va a ser únicamente su protectora,
también su heraldo para encontrar algunas de esas mentes más sobresalientes. Y
la primera a la que tiene que encontrar no es otra que… ¡Reed Richards! Muerte
se sobresalta soprendido. ¿Cómo es que alguien más es capaz de recordar a su
némesis, a la que él mismo borró de la existencia con la ayuda del cubo
cósmico? (como se vio en Vengadores Costa Oeste nº5 El día del fin del mundo). Sin embargo el tiempo de las preguntas desaparece
cuando una extraña luz eléctrica cae del cielo y aplasta a Doom y a Miss Marvel
y los arrastra consigo a velocidad lumínica hacia la Tierra.

Golpes en la embajada de Japón

La Gata Negra ha recibido otro encargo de seguridad, esta vez de la
embajada japonesa en el país centroafricano de WANANIA. Camina con elegancia
por el lobby de la embajada con una copa de champagne en la mano cogida del
brazo de su acompañante, un fornido Hércules a punto de rasgar su traje a cada
pequeño movimiento. La recepción que ha organizado el embajador japonés ha sido
la ocasión perfecta para que la Gata ponga a prueba las medidas de seguridad de
la embajada, y para eso ha convencido al semidios griego y su amigo de cuatro
dedos para que la ayuden, dado que le debían un gran favor (como se vio en
Vengadores Costa Oeste nº6 El Plan oculto
de Dios
). La pareja avanza con paso seguro al ascensor de la embajada
mientras Longshot, escondido en el hueco del elevador, se afana por
reconfigurar el software de modo que les deje acceder a la planta reservada al
embajador.

Pero cuando la ladrona y el hijo de Zeus entran en el ascensor, un
agente de seguridad logra introducirse en el ascensor con ellos. La actitud
sospechosa de Hércules ha llamado su atención y quiere cerciorarse de que no
van a suponer una amenaza. Longshot desactiva la cámara del ascensor y Hércules
con un simple gesto deja inconsciente al agente, mientras el rubio mutante
elije una clavija al azar y logra así desbloquear el acceso al ático de la
embajada. De allí salen los tres a una sala ricamente decorada donde
rápidamente descubren que tras un cuadro está la caja fuerte de la embajada. La
misión terminará cuando logren abrirla. Pero en cuanto Longshot introduce al
azar una combinación y logra abrir la caja, una estatua de terracota se quiebra
y deja entrever a un enorme robot que tiene como objetivo acabar con los
intrusos. Se trata del Samurái de Plata.

Hércules le golpea
en la cabeza y logra hacerlo retroceder mientras la Gata salta sobre la espalda
del robot de adamantium buscando algún resorte que lo desconecte, mientras el
Samurai de Plata casi parte en dos a Longshot que logra salvar la vida al caer
en el interior de la enorme caja fuerte. El mutante lanza una cuchilla que se
introduce en una de las lamas traseras del robot en un punto neurálgico. Pero
antes de que puedan aprovecharse de ese golpe de fortuna, un rayo eléctrico cae
del cielo y los absorbe para continuar su camino a velocidad lumínica
secuestrando otros héroes.
Matad a vuestros enemigos y se
cumplirán todos vuestros deseos
En pocos minutos el
rayo de luz eléctrica recoge a varios héroes de la Tierra y los lleva a una
plataforma cubierta por un domo en los confines del sistema solar, donde los
héroes caen exhaustos. Son diez: Hércules, Longshot, la Gata Negra, Doom (¡con
su cuerpo original!), Miss Marvel, Deadpool, Jennifer Walters (¡pero verde y
musculosa, como su primo Bruce Banner!), Iron Man, La Mujer Invisible y
Lobezno. A varios kilómetros de distancia una plataforma similar que contiene
un número muy parecido de personas flota también a la deriva como ellos.

Pueden
distinguir algunas figuras y

deducen que se trata de supervillanos. Pronto se abre un agujero de
gusano y las dos plataformas son trasladadas a otro punto de la galaxia, donde
una gran voz les declara que su nombre es Arishem, y que los ha convocado para
que luchen entre ellos. Los vencedores ganarán poder más allá del imaginable.
Mientras los héroes y villanos terrestres (y la heroína kree) escuchan la
poderosa voz, observan cómo un planeta se forma ante sus ojos tomado de
distintos planetas diferentes a lo largo del universo. Las dos plataformas
aterrizan en el nuevo planeta. Aún sin acabar de asimilar la enormidad del
poder que han presenciado, comienzan las luchas de egos entre los héroes para
decidir el plan de acción a tomar. Iron Man y Doom compiten para ser los
líderes del grupo, con ideas muy distintas sobre cómo llevar la contienda.
Finalmente el grupo se parte en dos: los Vengadores de la Costa Oeste apoyan a
Doom y el resto de héroes se va con Tony Stark. Entre ellos, la antigua
prometida de Doom, la Mujer Invisible.

Pronto el grupo
encuentra una muralla alienígena derruida y unos edificios con tecnología en
buen estado. Doom se queda intentando reactivar la base extraterrestre mientras
la Gata y Miss Marvel inspeccionan el lugar, Hércules y Longshot deciden
explorar los alrededores, y Deadpool, sabedor de lo que va a ocurrir (no en
vano está leyendo el cómic) los sigue a prudente distancia.
Emboscada y pelea olímpica

Cuando Hércules y Longshot, amigos y compañeros del canal de Youtube
“Las doce pruebas de Hércules”, se han alejado lo suficiente, un portal mágico
aparece a su espalda y un sinnúmero de supervillanos emergen de él para
derrotar a los Vengadores.

El Doctor Octopus, el Samurai de Plata, Dazzler, El
Hombre Absorbente, Kang el Conquistador, Látigo Negro y el Hombre de Arena
rugen con satisfacción sabedores de que tienen toda la ventaja de su parte.
Octopus grita “¡él tenía razón, estaban aquí solos, como había predicho!” Pero
los héroes no tienen tiempo de conjeturas, tan solo de acción. Dazzler se
enfrenta a Longshot que se queda prendado de su belleza y carácter y no puede
evitar quedar cegado con un potente flash lumínico de la mutante. Por su parte,
el resto de supervillanos saltan sobre el león del Olimpo que pelea con valor
contra un enemigo superior.

En la lejanía, el
estallido de luz de Dazzler llama la atención a la Gata, que en previsión de
que algo haya sucedido decide ir a ayudar a sus compañeros. Doom rechaza
acompañarlas para terminar de diseñar un artefacto a partir de la tecnología
alienígena que sea capaz de aportar pistas a lo que está sucendiendo. Con
acritud, las dos superheroinas vuelan a gran velocidad hasta la cañada donde
tiene lugar el combate. Allí ven cómo Longshot está derrotado y Hércules a
punto de ceder. Su aparición resulta providencial. Tras un terrible combate
donde logran acabar con el Samurai de Plata gracias a la cuchilla que tenía
clavada en la espalda y que Longshot le había lanzado en la embajada japonesa
en Wanania. Un disco mágico teleportador aparece en el momento clave para
permitir la huida de los supervillanos, que se llevan consigo a Longshot como
prisionero.
Energía celestial
Una vez en la base
y tras curar las heridas de Hércules en un tanque de animación suspendida, Doom
celebra en una cena sus descubrimientos. La temperatura del planeta ha caído y
pareciera que se ha pasado de una primavera radiante a un invierno crepuscular
en tan solo un día. El doctor Muerte muestra al resto de los Vengadores las
imágenes que ha conseguido recabar de tres sondas que ha enviado para rastrear
la energía con la que se ha creado el planeta, un tipo de energía con la que ya
están familiarizados: energía celestial.

Todo tiene que ver con los Celestiales al parecer. Doom ha encontrado
tres puntos emisores de energía celestial en el planeta, y allí ha enviado tres
sondas. En el punto de menor emisión se encuentra una gigantesca ojiva blanca
en un territorio selvático. En otro punto, una especie de pequeño templete con
un extraño dispositivo que pareciera ser una especie de bomba.

Y el tercero es
un espectacular palacio donde reside ni más ni menos que el propio Arishem, el
creador de este mundo y juez del combate entre héroes y villanos. El por qué de
todo el entramado todavía se le escapa a Doom, pero sabe que pronto encontrará
las respuestas que busca. Sin embargo, en el brindis de la cena, una extraña
imagen le nubla los ojos. Durante unos segundos le parece ver a través de la
mirada de Longshot, prisionero en una celda alienígena por varios
supervillanos. Y junto a su celda, en otra y siendo al parecer a punto de ser
torturada se encuentra ni más ni menos que ¡la Mujer Invisible! La visión lo turba
y lo desorienta. Fiel a su carácter solitario no dice nada al resto del grupo
pero resuelve intentar rescatarla de sus captores esa misma noche.



Doom padre
Cae la noche cuando
Muerte logra irrumpir en la base supervillana. Alejada de la base observa un
curioso búnker de piedra donde al parecer guardan a otro prisionero entre
vapores narcóticos, pero sabedor de que no se trata de la Mujer Invisible, lo
obvia y penetra en la base alienígena para rescatar a su antigua prometida.

Cuando encuentra el sistema de celdas presencia una curiosa escena: Longshot ha
convencido a Dazzler para que se una a ellos. La mutante no ha podido resistir
los encantos del héroe y ha

comenzado a dudar de con quién debería aliarse. La inocente ternura
de Longshot acaba por desarmarla cuando tararea una de las canciones de la
mutante. De modo que para cuando Doom hace su aparición, ya cuenta con dos
aliados. Sin ningún problema logra penetrar junto con Dazzler y Longshot en la
celda de la Mujer Invisible, cuando las puertas se sellan automáticamente y
Kang el Conquistador y el Pensador Loco hacen su aparición. El Pensador lo
había previsto todo. Y ahora tiene en sus manos al líder de los Vengadores de
la Costa Oeste.

¿O quizás ha
equivocado sus cálculos? Víctor intenta convencer a Kang el Conquistador de que
cambie su alianza. Allí el Pensador se da cuenta de que la identidad secreta de
Kang es la de Nathaniel Storm (en esta realidad no podría llamarse Nathaniel
Richards porque Reed ha sido borrado de la existencia), aunque su verdadero
nombre debería ser Nathaniel Doom, hijo de Víctor von Doom y Susan Storm.
Alarmado por la posibilidad

de que su aliado se vuelva contra él, el Pensador intenta escapar,
pero es demasiado tarde.

El Conquistador abre la celda y el grupo sale como una
exhalación, justo a la vez que el techo se abre con el resto de los Vengadores,
que ha seguido a Doom para evitar que cometiera una tontería. Entre todos
escapan antes de que el resto de los supervillanos accedan al corredor, dejando
atrás a un Pensador vencido y llevándose consigo a Kang como nuevo aliado.

La tumba del Celestial
Esa noche, en la
base de los Vengadores, reina la alegría. Cada uno festeja la victoria a su
modo. Longshot y Dazzler hablan de sus miedos y de sus recuerdos y Doom y la
Mujer Invisible pasan una noche de pasión de la cual será fruto un Kang que
cavila silencioso en el salón de la base alienígena. No sabe que pronto será
traicionado por su padre. Esa noche Deadpool es poseído por una fuerza mental
superior. Presionando unos resortes en uno de los paneles, logra extraer un
extraño cilindro. Con él en la mano, toma un deslizador alienígena y sobrevuela
el planeta hasta alcanzar aquel punto con menor intensidad de energía
celestial. Con la voluntad controlada por un poder superior, abre el contenido
del contenido y lo vierte sobre un panel oculto en esa especie de crisálida
blanca gigantesca, que se ilumina tomando las formas de unos circuitos y se
abre, dejando al descubierto al Celestial renegado que los Vengadores han
asesinado en la Tierra.

Cuando rompe el día
y Deadpool despierta de su profundo sueño, se encuentra con el

Celestial yaciente rodeado de decenas de pequeños alienígenas que
parecen estar limpiándolo con aceites sacros en una suerte de extraño ritual de
amortajamiento. No acaban allí las sorpresas, puesto que encuentra al Alto
Evolucionador y se da cuenta de que esa jungla no es otra que el manglar de
Florida donde lucharon contra el científico loco no hace mucho (como se vio en
Vengadores Costa Oeste nº6 El Plan oculto
de Dios
). El Alto Evolucionador se encuentra todavía en shock tras la
derrota sufrida y ha perdido la fe en un futuro.

Matar a un Celestial

Pero el resto de Vengadores no permanecen ociosos. Los análisis de
Doom y de Kang son concluyentes e indican que la bomba que descubrió el
latveriano el día anterior se activa con una señal de radio de energía
celestial y está diseñada para destruir el planeta.

Al parecer Arishem tiene
planes distintos a los que anunció cuando los trajo a luchar a este extraño
mundo y está planeando acabar con todos ellos, quizás en venganza por haber
acabado con el Celestial renegado, o en virtud de algún extraño tipo de ritual
funerario. En cualquier caso, los Vengadores se van a oponer a ese plan
frontalmente. Su intención es escapar del planeta y hacer explosionar la bomba
con el Celestial todavía en el mundo, acabando así con su vida. Muerte y Kang
acuden al pequeño templete donde está la bomba, mientras que Longshot va a
visitar junto con Hércules y Dazzler el cadáver del Celestial por si acaso
obtuvieran más pistas de lo que está sucediendo, y la Gata Negra, Miss Marvel y
la Mujer Invisible vuelan buscando al resto de héroes.

Pero cuando los
héroes llegan al cuerpo del Celestial y se reúnen con Deadpool, los
acontecimientos se precipitan. Por un lado Longshot detecta que el Celestial
renegado no está verdaderamente muerto sino en un estado entre la vida y la
muerte. Por otra parte, un breve chisporreteo anuncia la llegada de Arishem a
la escena, que viene teleportándose con el búnker de cemento que vio Doom en su
incursión a la base de los supervillanos y que al parecer está investigando con
ciertos aparatos ultratecnológicos.

El juez no esperaba encontrar a nadie más
que a su hermano yaciente, pero no tiene

inconveniente en explicar a los humanos que allí están reunidos de su
destino y del sentido de todo el juego que han protagonizado. El Celestial juez
les explica que ha analizado las interacciones que han tenido lugar en este
tiempo y que el veredicto no es sobre sus vidas, sino sobre la existencia de la
humanidad. El Celestial renegado creía en el potencial humano, pero el resto de
celestiales dudaban de él. Ahora es cuando se va a dictaminar si debe continuar
existiendo o no. El Celestial extiende su mano anunciando la llegada de un
veredicto, cuando Longshot hace un bello alegato sobre la virtud de la
humanidad, que es el amor. Explica que incluso el Celestial está guiado por ese
Amor, dado que parte de sus acciones se entienden fruto de la relación con el
Celestial renegado. Por último le revela que su hermano yaciente está vivo.
Arishem concluye que la humanidad merece vivir.

Se libera el Fénix
El resto de
Vengadores siguen la escena de una forma u otra, visiblemente aliviados con el
cariz que han tomado las cosas gracias a la intervención de Longshot. Pero
nadie advierte cómo el Alto Evolucionador, irritado por cómo todos parecen
adorar al Celestial como un dios cuando el único juez verdadero es el Dios
cristiano, decide precipitar los acontecimientos liberando al ser que se oculta
en el búnker de cemento y del cual parece emanar un increíble poder.

Una vez
abierta la puerta, de ese búnker sale el Fénix Oscuro. Kang le explica a Doom
que cuando aparecieron en la plataforma espacial todos se dieron cuenta del
enorme peligro que suponía Fénix, y el Barón Mordo la hizo dormir con un
hechizo para después retenerla en aquel búnker. El acto del Alto

Evolucionador podría poner en riesgo el universo entero, afirma el
Conquistador. Y en efecto, el Fénix Oscuro se alza lanzando un rayo de
increíble potencia al Celestial, que cae chillando al suelo presa de un dolor
que jamás había sufrido. Los Vengadores van a actuar, pero la mutante pelirroja
lanza un rayo de calor hacia Hércules que podría haberlo matado si Longshot no
se interpusiera, cayendo él mismo calcinado.

El fin se acerca.
Todos tienen presente que tras el Celestial y los Vengadores, el siguiente podría
ser el propio universo. Para los genios científicos Doom y Kang, la solución es
simple. Tan solo hay que volver atrás en el tiempo, pero para guardar la
estabilidad espacio-temporal, uno de los dos deberá quedarse en esta realidad
como baliza, sacrificando su vida. Padre e hijo se miran e instantáneamente se
lanzan hacia el botón disparador, aquel que lo alcance viajará en el tiempo
mientras que el otro se quedará como baliza involuntaria. Kang es más rápido,
pero Doom tiene un as en la manga, utiliza un truco mental aprendido
recientemente de intercambio de mentes, de modo que ocupando el cuerpo de Kang
viaja en el tiempo. Unos segundos antes de que el Alto Evolucionador abra la
puerta del búnker, Doom lo derriba con un rayo. Explica a todos lo sucedido y
el juez asiente con la cabeza.
Epílogos
Susan Storm
deposita unas flores en la lápida de Doom acompañada de su hijo, Kang, sin
saber que la mente de su amado está encerrada en el cuerpo de su vástago (¡vaya
tragedia griega!). Pero el final corresponde a Longshot, que ha vuelto a perder
la memoria al viajar de vuelta a la Tierra (cortesía del Celestial) y acude
¿casualmente? a un concierto de Dazzler quedando extrañamente prendado de la
mutante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.