Reseña “Vengadores Costa Oeste nº8: Dangerous Show Business”

Juego: Fate
Fecha: 19-5-2017
Pjs: Hércules
(Arturo), Doctor Doom (Ismael), Doctor Extraño (Mago Peperoni), Gata Negra (Marian),
y Daredevil (Paco)
Orgullo y remordimiento

El doctor
Extraño está charlando con Bruce Banner en una playa paradisíaca. El afamado
experto en radiación gamma le explica a Stephen Extraño que siente cómo la
presencia del hulk es cada vez más intensa y él se siente más impotente ante su
furia. Está valorando dejar de ser el líder de los Vengadores Costa Oeste,
incluso de dejar su faceta como héroe. Mientras el hechicero supremo intenta
tranquilizarlo, observa cómo en el horizonte unas extrañas nubes verdes
amenazan tormenta. No es la primera vez que el Doctor Extraño le hace terapia
mental a través del plano onírico a Banner, pero sí la primera vez que va a
presenciar el poder desatado de Hulk. 

El alumno aventajado de la Anciana le
explica a Banner que tratar de contenerlo no es la elección más sabia, y que lo
que debe hacer es precisamente liberarlo periodicamente, pero en espacios
controlados. Bruce asiente y se va diluyendo en el sueño mientras la tormenta
verde cobra forma y azota la costa. Su poder y energía es tan increible que el
doctor duda de si se podrá contener. No puede evitar albergar la idea de que
quizás haya que acabar matando a la bestia. Al salir del plano onírico y volver
con su cuerpo astral a su santa-santorum en Nueva York, capta una extraña
energía. Al parecer una forma, o varias, han atravesado el velo que separa
nuestra dimensión y otra cercana. No sabe muy bien qué sucede, pero sí entiende
que una joven, una francesa llamada Amelia Blonde, está en el epicentro de ese
fenómeno. No puede estar seguro de si lo ha provocado, es víctima, es una de
las entidades que ha venido de otra dimensión, o cualquier otra hipótesis. Lo
único que sabe es que la joven ahora mismo está en la república de Wanania, en
el centro de África.

Daredevil ha contactado con su
soplón habitual, Tusk, que le entrega un teléfono imposible de rastrear que
alguien le facilitó para contactar con el hombre sin miedo. Cuando el
informador se va del oscuro callejón donde han tenido la entrevista y Daredevil
comienza a intentar averiguar más sobre el móvil ve cómo un joven del
vecindario, Leroy, cruza por la calle ensimismado cuando debería estar en el
instituto de formación profesional. ¿Se habrá metido de nuevo en líos? Sin
embargo, en lugar de hablar con él, el campeón de Cocina del Infierno responde
al teléfono que suena de pronto. Al otro lado, una voz suave distorsionada se
presenta como el Buen Samaritano, que le ofrece a Daredevil la oportunidad de
conseguir un buen éxito con información privilegiada. Mientras el hombre habla,
Daredevil se concentra y logra, por los sonidos de ambiente del teléfono, saber
que la persona que habla está actualmente en una cárcel. 
Por eso se refiere a
sí mismo como “impedido”. Le explica al hombre sin miedo cómo encontrar un
dossier con agentes mutados por Kingpin que le puede resultar de interés. Esa
noche Daredevil irrumpe en el edificio de oficinas donde se encuentra el
dossier, pero ¿casualmente? otro grupo de gangsters también está buscando el
documento. El

Demonio acaba
con todos ellos, pero cuando accede al despacho donde se encuentra el dossier,
se topa con el líder de esa banda de malhechores, La Rosa. A su lado, el joven
Leroy, que efectivamente se había metido en líos. La Rosa, para evitar que
Daredevil lo atrape, opta por disparar al joven. Daredevil salta por la ventana
para intentar llegar al hospital y salvar la vida al joven, que se disculpa con
él. Sin embargo, es demasiado tarde para salvarlo, y Leroy muere en sus brazos
en la puerta del hospital. Con rabia, Daredevil hojea el único documento que ha
podido salvar del dossier. Se trata del archivo de la mutación de una joven: La
Gata Negra. Apretando los dientes, Daredevil jura que averiguará todo sobre ese
caso, por la memoria del fallecido Leroy. 

La Gata Negra ha aceptado un
trabajo en Wanania para proteger una de las reliquias más importantes del país,
la piedra verde sobre la cual se coronan los reyes y sin la cual

pierden su
legitimidad como soberanos. El príncipe de Wanania, Otamba, ha sido el que en
persona ha mostrado la gran roca a la Vengadora y ha pedido sus servicios
después de su gran actuación en la embajada japonesa en el país africano (como
se vio en Vengadores Costa Oeste nº7). El príncipe se muestra muy interesado en
la antigua ladrona y la invita a cenar en uno de los más exclusivos
restaurantes de la ciudad. Allí le señala que estuvo viviendo en Estados Unidos
y que es un gran admirador de Spiderman, con el que comparte el tótem de la
araña. Al finalizar la cena se despiden con un romántico beso a la luz de las
estrellas. No sospechan que alguien está vigilando.

Hércules ha logrado seducir a
Hulka, como se propuso tras conocerla en las Secret Wars. En la cama mientras
desayunan y la gigante verde comienza a comprender que el príncipe del poder
tiene una fuerte carga machista, el hijo de Zeus no puede evitar ver en la
televisión del cuarto cómo un conocido magnate de show business acusa a
Hércules y a Longshot de fraude, de que su canal está manipulado y presentan
hechos adulterados y falsos. Poseido por la ira el Vengador irrumpe en el
despacho de Arcade y amenaza con destruir el despacho si el magnate no reconoce
que ha mentido. Arcade le explica a Hércules que su verdadera intención era
atraerlo para contratarlo para un nuevo show donde él sería el único
protagonismo. Se rodaría en formato documental y se rodaría en las
localizaciones más peligrosas. Hércules no puede resistir la tentación y firma
el contrato. En breve partirán para Wanania.
Por su parte, Doom en el
cuerpo de su hijo Kang intenta vivir con la mayor tranquilidad posible junto
con los Cuatro Fantásticos, pero sus sentimientos por la Mujer Invisible le
hacen extremadamente difícil su situación. Mientras se están mudando al
Edificio Baxer, estalla una alarma en la nueve sede de los Cuatro Fantásticos y
Doom se pone rápidamente al mando de la situación, bajando junto con el resto
de los héroes al sótano

y deteniendo
una de las antiguas máquinas del Pensador Loco (anterior líder del grupo) antes
de que hiciera explosión. Durante los tensos minutos antes de solucionar la
crisis, Doom desplegó su potencial indicando a cada uno de los miembros cómo
actuar para atajar el problema. Finalmente, Doom entiende que la crisis era
realmente un test para comprobar sus dotes. La Cosa y la Antorcha Humana le
proponen entonces como miembro de los Cuatro Fantásticos, pero él se quiere
intitular como líder, aunque ese puesto es para la Mujer Invisible. Susan
parece recelosa de la actitud de Kang, que le recuerda demasiado al lado oscuro
de su antiguo amor, Víctor von Doom. Para acabar de convencerla, los dos
fundadores de los Cuatro Fantástico proponen que Kang vaya a Wanania a
averiguar más sobre las intenciones del Pensador Loco, que ha sido nombrado por
el heredero de Doom, Kristoff von Doom, director general de la compañía. Doom
acepta el caso, pero en lugar de viajar a Wanania, viaja directamente al
palacio del duque von Doom en Latveria, donde tras un breve combate que su
primo lejano estaba ganando, Víctor le intercambia la mente, enviándosela
entonces al futuro a su propio cuerpo (como se vio en Vengadores Costa Oeste
nº7), y trayendo entonces de vuelta la mente de Kang. Finalmente envía a su
propio hijo al pasado, a la época jurásica, retocando su máquina del tiempo
para que no pueda viajar por su cuenta y tan solo sea rescatado por la propia
voluntad de Doom.

Wanania
El Doctor Extraño no tarda
demasiado en encontrar y entablar contacto con la joven francesa. Como dos
extranjeros en el mercadillo de la capital, no le cuesta esfuerzo invitarla a
tomar un café. Allí, mientras charlan y observa el aparante disgusto que tiene
con el youtuber y héroe Hércules, al que tacha de machista y fanfarró, convoca
al ojo de Agamotto para intentar desentrañar la conexión que guarda con el
rasgado de dimensiones. Tras una lucha con la protección mágica que tiene la
mujer, llega a la conclusión de que esa joven no es otra que Palas Atenea, la
diosa griega de la sabiduría. Es entonces cuando los dos muestran sus cartas y
se llaman por sus verdaderos nombres, dado que ella también era consciente que
estaba dialogando con el hechicero supremo. Ella le indica que Hércules está
fuera de control y que con su arrogancia desmedida va a provocar la guerra
entre Wanania y el vecino país de Rogalia, que lo hará al amanecer del día
siguiente y que el incidente tendrá lugar en un lugar cercano a la frontera
norte.
Es de noche cuando Daredevil,
que estaba acechando a la Gata Negra, la aborda en un callejón oscuro y le
exige que aclare su relación con Kingpin. Gracias a sus

supersentidos,
el justiciero neoyorquino llega a la conclusión de que efectivamente la antigua
ladrona ya no trabaja para el antiguo señor del crimen y que es una verdadera
Vengadora. Es entonces cuando se les aparece el Doctor Extraño, que anticipando
una pelea contra el hijo de Zeus está buscando ayuda y es sabedor de que la
vengadora está en la ciudad. Aprovechando que está junto a Daredevil, les
pregunta a los dos si le ayudarían en la empresa. Los dos asienten, y con la
Gata Negra visitan el santuario de la piedra verde de la ciudad, para intentar
averiguar más de esa piedra dado que es el santuario de Rogalia el que va a ser
atacado al día siguiente según decía Atenea, siendo ese incidente el que
desatará la guerra entre los dos países. En el santuario el olor al príncipe le
sacude a Daredevil desde todos los rincones, también lo ha sentido en la propia
Gata Negra. Sin embargo, él ha conocido al príncipe bajo otro nombre, Edward
Brock. Ahora entiende que se trataba de un seudónimo para preservar su anonimato,
y que su amigo de la facultad era ni más ni menos que el legítimo heredero del
reino de Wanania.

Doom, ya con
el cuerpo de Kristoff, acude a Wanania con la intención de despedir al Pensador
Loco, pero en la central de empresas Doom le dicen que el antiguo líder de los
Cuatro Fantásticos está en la sede del norte, junto a los pozos de extracción
de vibranium líquido que han hecho rico al país. Al salir del edificio, un
coche oficial lo espera y lo conduce al malecón de la ciudad, donde un hombre cojo
de cierta edad y que se presenta como el Doctor Ferrara, ministro de industria
de Wanania, le habla de la posibilidad de un acuerdo común que proteja a sus
intereses. Él señala que el Pensador Loco está intentando promover una guerra
con Rogalia y que para ello va a utilizar a Hércules. A cambio de un buen trato
económico con las empresas Doom, Kristoff se compromete a detener a Hércules de
cualquier forma.

El complot olímpico
El Doctor Extraño teleporta a
los dos vengadores esa misma madrugada al campamento donde Hércules, Arcade y
todo el equipo de filmación descansa, a escasos kilómetros de la frontera norte
del país, como anunciara Atenea. Una vez allí Hércules los recibe en el
camerino de su caravana con muy poca alegría, dado que estaba yaciendo con una
de las azafatas del empresario pelirrojo. Entre todos intentan convencerlo de
que no ataque más allá de la frontera, algo que él en principio no tenía
planeado hacer, y de que deje ese show en el que participa. Mientras los héroes
lo abordan, Daredevil se escabulle y busca al único miembro de todo el equipo
que, según sus pulsaciones, está despierto. Se trata del propio Arcade, que
está siguiendo la conversación en su caravana merced a un sistema a de
micrófonos. El defensor de la Cocina del Infierno entra de improviso en la
caravana y lo arrastra hasta el claro del bosque mientras los primeros rayos de
luz del sol asoman en el horizonte. Atraidos por el ruido el resto de héroes se
acerca. El doctor Extraño, receloso de lo que puede estar ocurriendo, utiliza
su ojo de Agamotto para revelar la verdadera naturaleza de Arcade, y descubre
que es otro dios olímpico. Se trata de Dioniso. Pronto, presionándolo,
entienden que hay dos dioses más en Wanania: Hefesto (que había adoptado la
forma del Doctor Ferrara) y Ares, que en ese momento está en el santuario de
Rogalia asesinando a todas las personas que allí habitan y robando la piedra
verde.

Los héroes
vuelan hacia el santuario pero ya es demasiado tarde, Ares ha cumplido con su
cometido y la guerra está a punto de comenzar. El Doctor Extraño sin embargo
crea una ilusión para hacer creer a los rogalianos que la piedra continua en su
sitio. Es entonces cuando Kristoff hace su aparición, pero lejos de comenzar el
combate que hubiera deseado Hesfesto, pronto intercambia información con los
Vengadores y llegan a la conclusión de que todo ha sido un complot tejido por
Hera, la madrastra de Hércules, que ha convencido a varios de sus hermanastros
para humillar al príncipe del poder y culparlo de una guerra. Los Vengadores
entienden que deben entrar en el Olimpo y recuperar esa piedra antes de que sea
demasiado tarde.

Asalto al Olimpo
No es cosa fácil entrar en el
Olimpo, pero Hércules todavía cuenta con aliados entre los dioses. Hermes se
ofrece a dejarles entrar subrepticiamente, y además entrega al hijo de Zeus la
capa del león de Nemea que en su día vestía y le protegió de innumerables
peligros. Al llegar al Olimpo los héroes avanzan con sigilo al palacio de
Hefesto, donde descansa la piedra en esos momentos. La Gata Negra decide entrar
con sigilo aparte del grupo. Una vez dentro del palacio los héroes son
sorprendidos por los cuatro dioses, que sabían que iban a atacar el templo
gracias a las artes mágicas de Hera. El enfrentamiento es inevitable y será
épico.
Ares se enfrenta a Daredevil,
pero no sabe que la Gata Negra también luchará contra él, acechando en la
oscuridad. Sin embargo los golpes del demonio rojo y el plan de verter hierro
fundido sobre el dios olímpico acaban siendo infructuosos, mientras que el dios
de la guerra logra herir a Murdock. La Gata lo hiere humillándolo por haber
caído al suelo bajo las garras de una mujer, y la ira de apodera de él, jurando
que acabará con la heroína de un solo golpe. 
Doom, por su parte, ofrece a
Hesfesto un reto: comprobar cuál de los dos es capaz de hacer la mejor obra de
arte a partir de vibranium líquido. Hefesto

acepta a
cambio de convertirlo en un pacto sagrado donde el perdedor se convertirá en
esclavo del vencedor. Convencido de su victoria, comienza a desarrollar una
obra maestra con ayuda de sus dos autómatas de oro, mientras Doom se muestra
incapaz de igualar la maestría del dios de la forja. Hércules se enfrenta a
Dioniso, que recibe un gran golpe del príncipe del poder. Yaciendo en el lecho
invoca a su madre Perséfone, dueña del Hades, trayendo las sombras de los hijos
de Hércules, a los que asesinó arrastrado por un ataque de locura instigado por
Hera. La visión prueba ser demasiado para el hijo de Zeus, que flaquea. El
doctor Extraño se enfrenta a Atenea, que le muestra la cabeza de la Medusa
colgando sobre su escudo y logra petrificar al hechicero supremo.

Ares cumple su promesa y
ensarta a la Gata Negra con su lanza, dejándola en el suelo por muerta.
Hércules intenta avanzar hacia Dioniso para acabar con él de un golpe, pero las
sombras de sus hijos se aferran a sus rodillas impidiéndole avanzar y
haciéndole caer presa del dolor y arrepentimiento. Hefesto termina su obra de
arte que resulta ser una obra maestra, mientras Doom apenas ha conseguido
trabajar correctamente el vibranium líquido. El doctor Extraño, tras liberarse
del hechizo de petrificación, intenta convencer a Atenea de que su lucha es
injusta, pero no la convence y apenas logra esquivar su lanza mortal.

…pero la Gata Negra no está
muerta. Agonizante y con la columna vertebral rota, aún tiene fuerzas para
increpar al dios de la guerra por actuar de forma tan innoble contra alguien
desarmado, a la par que Daredevil entra en frenesí al ver a su compañera caída
y golpeando a Ares le hace ver que hay un Dios más grande que él, y que él no
es más que un indigno dios de la guerra. Los argumentos parecen vencer al hijo
de Zeus, que cae de rodillas abrumado. Hefesto está a punto de terminar su obra
de arte cuando Doom intercambia sus cuerpos una vez más (como hizo ya en
Vengadores Costa Oeste nº7) y

de pronto es
él el que ha terminado la magnífica obra. Según el juramento tomado, ahora
Hefesto debería ser esclavo de Doom, que está dispuesto a liberarlo a cambio de
su rendición y de que cree algún tipo de exoesqueleto que haga que la Gata
pueda volver a andar. El dios de la forja cumple honorablemente. Pero es el
Doctor Extraño el que salva la situación cuando logra detener el tiempo y
convocar un hechizo de gran nivel que explica a toda la población de Wanania
qué es lo que ha sucedido realmente en el santuario de la frontera y el papel
de Hércules en todo ello. El plan de los hermanastros del principe del poder de
iniciar una guerra y de difamar su nombre ha caído. Por último, logra convocar
al mismísmo padre de los dioses a la batalla. Una vez que Zeus hace su
aparición, los golpes cesan y los dioses arrepentidos suplican su perdón. Solo
uno de ellos guarda un rencor eterno en su corazón: Ares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.