Vengadores Costa Oeste nº12: Vientos Oscuros

Juego: Fate
Fecha: 4-3-2018
Pjs:
Hércules (Arturo), Víctor von Doom (Ismael Sacaluga), Doctor Extraño (Mago
Peperoni), Gata Negra (Marian), Longshot (Nico) y Rachel Summers (Tamara).

Las
Gatas
Linterna Verde (que sin
saberlo está viviendo sus últimos días como héroe) está convencido de que el
hecho de que Catwoman y la Gata Negra de los extraños Eurovengers sean
aparentemente físicamente iguales debe estar relacionado con algún tipo de
destino cósmico. Por eso ha accedido a llevar a Felicia a la Tierra para que se
encuentre con su contrapartida de esa dimensión. Una vez

presentadas, el héroe
cósmico

vuelve volando
hacia la base de la Liga de la Justicia en la luna. Pero el encuentro entre las
dos ladronas no está pasando inadvertido. Muy lejos, en Otromundo, la guardiana
de la multirealidad, Lady Roma, observa atenta la conversación entre las dos
mujeres acompañada de su padre Merlín. Lady Roma explica que esa dimensión está
en un peligro mortal, pues la oscuridad primigenia que amenaza con devorar el
multiverso uno a uno (como se vio en la colección Majestic Four y en Vengadores
Costa Oeste nº 11: Vientos Oscuros)
está a punto de lograr su objetivo. Y el momento clave para detener esa amenaza
yace ahí, en esa conversación entre las dos Gatas. Merlín entiende entonces que
fue su propia hija, Lady Roma, la que hizo que el pequeño fallo de
concentración del Doctor Extraño con el cubo cósmico arrojara a los Eurovengers
a esa dimensión.

Las dos mujeres
se asombran de su parecido físico pero también de las similitudes en sus
biografías, pues ambas han sido ladronas. Catwoman sigue siéndolo, pero la Gata
Negra se dedica profesionalmente precisamente a atrapar ladrones, algo que
parece molestar a su recién hallada

amiga, que la reta a robar a un ladrón, a
un millonario de corazón negro. La Gata Negra acepta, con la intención de poder
redimir a su compañera. El blanco de su robo no es otro que el genio de las
finanzas Lex Luthor. Al parecer ha invertido mil millones de dólares en extraer
algo del núcleo de la Tierra. Sea lo que sea, es muy valioso. Pero Catwoman no
lo quiere robar para venderlo o usarlo, sino más bien principalmente para
molestar y por curiosidad. Quién sabe si después de jugar con lo que sea que
haya en la caja fuerte de su despacho luego lo tire al mar. Entre las dos
diseñan un plan para acceder al despacho del hombre más rico de América sin ser
detectadas, desconectando el complejo sistema de alarmas que lo protege.

De vuelta a la
base lunar de la Liga de la Justicia, Green Lantern reúne a los héroes de los
grupos y les habla sobre las Linternas Negras y el peligro que suponen para el
universo. Si los

cálculos del Águila Latveriana eran correctos, la energía que
emite Dormammu debe ser para ellos como un faro en la oscuridad, tan escasa es
la energía oscura en la dimensión de la Liga de la Justicia. Los Linternas
Negras fueron creados hace centenares de miles de años por una entidad de otra dimensión conocida como Nekron,
cuyo objetivo es acabar con toda forma de vida y anegar a la luz con su
oscuridad primigenia. A diferencia de los demás cuerpos de Linternas, para
recargar sus anillos no utilizan una batería negra de poder, porque nadie sabe
dónde se encuentra la única que existe. Lo que hacen es, al matar a un
oponente, cargar su anillo en el interior del cadáver del caído, y desde allí,
establecer una conexión con la batería negra, que les filtra parte del poder de
energía oscura que los alimenta. Los Linternas Negras pueden además resucitar a
sus oponentes y sumarlos a sus filas, y es que todos ellos son no-muertos,
comandados por un antiguo villando llamado Black Hand.

La
calma que precede a la tormenta

Pronto los héroes configuran
un plan. Deben encontrar esa batería de poder y destruirla. Así, tarde o
temprano los anillos de los Linterna Negra se vaciarán de energía y el cuerpo
habrá dejado de suponer una amenaza. Pero no les basta con ello, también
quieren acabar con Dormammu a la vez. Su idea es realizar el exorcismo del
cuerpo de Raven una vez encontrada la linterna negra. Sin duda Dormammu se verá
atraido a ella, y en el camino, deberán destruirlo. El primer paso es encontrar
la Batería negra, pero no es tarea fácil. Muchos lo han intentado sin tener el
más mínimo éxito. Sin embargo, no contaban con los recursos de los Eurovengers,
el conocimiento de la energía oscura de

Doom o la
suerte de Longshot. Linterna Verde despliega un mapa holográfico del universo,
tan basto que tardarían décadas en examinarlo conciencudamente. Sin embargo,
Longshot señala un sector, convencido de que su índice señala por suerte el
lugar indicado. Tomando esas coordenadas como base de su trabajo, el Águila
Latveriana elabora junto con Cyborg unos complejos algoritmos que finalmente le
muestran la localización de la Batería. Se encuentra en un planeta perdido y
sin signos de vida que curiosamente, está situado en los intersticios de dos
sectores asignados a Linternas Verdes. Al parercer los Guardianes eran
conscientes de que estaba allí y por eso lo apartaron de las rutas de los
Linternas, para no llamar la atención de nadie. Intrigado por esta información,
Linterna Verde viaja a entrevistarse con los Guardianes y averiguar más sobre
todo. Pero antes de irse, deja su batería verde a la custodia de los Eurovengers,
para que la analicen y a través de ella sepan cómo destruir la bateria negra.

Doom y Cyborg
llegan a la conclusión de que se necesita un generador de energía positrónica
para destruir la batería, aunque quizás eso genere una explosión de magnitudes
increíbles. Entretanto, Hércules pide ayuda al Olimpo de esta dimensión para
enfrentarse a los peligros que sin duda aguardan. Envuelto en una luz cegadora,
es transportado al hogar de los dioses griegos, donde un Zeus muy distinto a su
padre le ofrece una audiencia. Allí le cuenta que su hijo Hércules murió hace
mucho tiempo, pero que él parece un digno sucesor. Sus esperanzas se ven
confirmadas cuando el eurovenger pide un banquete de vacas y vino de Corinto.
Mientras el alegre ágape tiene lugar, de entre la armería olímpica alguien
recoge un antiguo arco que perteneció a Hércules, con el cual logró herir al
sol en uno de sus viajes. Con él en la mano, vuelve a la base lunar justo
cuando el resto del grupo está embarcando en la nave interestelar que los llevará
al planeta perdido.
Pero más cosas de
gran importancia han tenido lugar en la base de la Liga de la Justicia. Rachel
había entendido por las palabras y los silencios del Doctor Extraño, que entre
él y Zatanna iban a dañar de alguna manera, seguramente a matar, a Raven. Ella
sabe por qué. Raven le ha explicado que es la hija de una entidad demoníaca que
amenaza siempre con entrar en la dimensión, y la llave solo puede ser ella
misma. Pero no hay

nada que la
mutante pueda hacer con ese conocimiento, puesto que la propia Zatanna ha
presencia esa conversación, y con un complejo hechizo, borra de su mente todo
recuerdo que tuviera que ver con él. Raven, sin embargo, continúa consciente de
todo ello en la mente de la joven mutante. Pero las conspiraciones no cesan. El
Doctor Extraño, sabedor del tremendo poder que contiene la lint

erna verde,
intenta robarla para extraer todas su esencia y así alimentar la creación de su
cubo cósmico. Pero cuando la toma en la sala de la Liga de la Justicia cuando
nadie hay, entra por sorpresa Longshot. El mago reacciona rápidamente y con un
hechizo se hace invisible y logra hacer ver al ángel caído que una falsa
batería de linterna verde brilla tenuemente sobre la mesa de reuniones.
Longshot recoge el donut que había olvidado y al irse casi pisa un extraño
anillo que le encanta y se pone en el dedo anular. Se trata del anillo que
contiene sus memorias perdidas, y que para su buena suerte, Extraño ha perdido
en la confusión del robo. Antes de partir, Wonder Woman, que se ha encaprichado
del rubio eurovenger, le explica que la extraña espada que porta a la espalda,
Excalibur, realmente podría adoptar otras formas, sospecha ella. La amazona,
con su milenaria experiencia en armas y magia, logra que Longshot sea capaz de
variar la forma de la espada y la transforme en cuchillas doradas.

Linterna
Blanca
Pero, ¿qué ha sido de las dos
Gatas? Han logrado acceder al ultraprotegido despacho el propio Lex Luthor y
esquivar todas las alarmas y los sicarios que patrullan su edificio de última
tecnología, así como encontrar su caja fuerte tras un enorme cuadro de sí
mismo. También han observado que en su despacho de trabajo una extraño marco
fotográfico cuyo contenido es la imagen en directo del mausoleo de Superman.
Sin preocuparse más por sus excentricidades, las dos ladronas comienzan a abrir
la caja fuerte, que apenas se les resiste unos minutos, y que tan solo esconde
una caja de madera, en cuyo interior está el objeto que descansaba un sueño de
eones en el núcleo de la Tierra. Al abrir la caja, una luz blanca penetrante lo
invade todo, cegándolas pero también atravesando sus espíritus de formas
absolutamente inesperadas.

La Gata Negra siente una oleada de amor y recuerda
cuándo llegó a sentir algo así recientemente. Fue con Spiderman, observando el
atardecer en los tejados de Brooklyn después de besarse,cuando él le recordó
que ese paisaje jamás lo tendría en Wanania. Pero esa ola de amor que amenaza
con devorarla, su mente es capaz de controlarla. Es entonces cuando un nuevo
sentimiento toma el relevo: el miedo. Dangerous Show Business).
Recuerda su sensación de indefensión, pero también logra sobreponerse
al miedo. Tras el miedo, la pura voluntad. Ella recuerda cuando, con la ayuda
del Doctor Extraño, se fue sometiendo a terapias donde por su propia voluntad y
deseo de caminar volvió de nuevo a andar (como se vio en Vengadores Costa Oeste
nº8: Dangerous Show Business). Cuando
todas las emociones van siendo vencidas en su mente, la luz cesa. Ella la
vuelve a encerrar en la caja sin saber que lo que ha presenciado es la pura luz
blanca de la creación del universo, una verdadera entidad realmente. Catwoman,
llorando en el suelo, deja de sentir dolor cuando la Gata Negra cierra la caja,
pero la mira asombrada pues un cambio drástico ha tenido lugar en ella. Ahora
la Gata Negra es la primera Linterna Blanca que ha visto el universo en eones.
También las dos tienen otros asuntos de los que preocuparse, pues en la imagen
viva del mausoleo de Superman, pueden observar a un extraño no-muerto (no
pueden reconocer al líder las Linternas Negras, Black Hand), arrancando las
puertas de granito de la tumba del héroe y resucitándolo como un Linterna Negra
más. Recuerda el terror que sintió cuando Ares
se dirigía a ella con una espada para rematarla tras haberla arrojado contra un
muro y romperle la columna vertebral (como se vio en Vengadores Costa Oeste
nº8:

Los Eurovengers,
ignorantes de todo ello, parten hacia el planeta perdido. Eso sí, ante las
advertencias de Longshot y Rachel, la Liga de la Justicia se dirige a la Tierra
a proteger el mausoleo de Superman, pues los Linternas Negras podrían intentar
resucitarlo para reclutarlo. Sin embargo, llegarán tarde. Y cuando lo hagan,
serán derrotados por el redivivo kryptoniano. La nave surca el universo
mientras Doom ultima el artefacto positrónico mientras juguetea con la bala de
kriptonita que le regaló Batman en su último encuentro tras desearles suerte en
la misión, como recordatorio de su esencia humana. Al llegar al planeta,
carente de toda vida, los héroes localizan un extraño templo inmune al paso del
tiempo. Por su arquitectura y sus colores sobrios, les recuerda a la
arquitectura clásica griega. En las paredes, decenas de bajorrelieves en una
lengua extraterrestre se van sucediendo mientras que el gran pasillo central
está flanqueado por estatuas de reyes filósofos de una raza antropoide extinta
ya. Al final de la estancia, un pequeño cráter en el suelo les indica dónde
deben buscar para encontrar la batería de poder negra.

Pero antes de
recoger la batería, los Eurovengers deciden indagar sobre el extraño templo en
el que han entrado. Doom con una serie de algoritmos logra descrifrar las runas
de las paredes. Al parecer se trata de unos monjes o seres encargados de
almacenar conocimiento sobre las linternas, responsables de crear las primeras
baterías y el primer anillo de Linterna Blanca.

También se incluye una profecía
que habla de la posibilidad del fin del mundo a manos de las Linternas Negras.
Las frases que parecían señalar cómo detener ese destino han sido destruidas.
Longshot se concentra tocando las paredes y logra revivir las imágenes, muertas
cien mil años, de la vida cotidiana en el palacio, donde se ve a varios de esos
seres creando los primeros anillos. Sin embargo las imágenes se detienen de
pronto, como si se hubiera activado algún protocolo de seguridad. Y quizás así
ha sido. Cuando el Águila Latveriana recoge la batería negra, oculta
precisamente en el interior del templo de la Luz por Nekron una vez extinta la
raza que lo levantó, una miriada de no-muertos comienza a surgir del pozo
negro.

La
gran  explosión

Ante la
inminente llegada de la horda de no muertos reptantes, el Águila Latveriana
decide salir volando del templo para salvaguardar la batería de poder negra con
la esperanza de que el resto del grupo acabe con todos ellos. Rachel intenta
hacer ceder el techo del templo sobre ellos, pero no en vano ha resistido el
paso de cien mil años.

Extraño cubre a Raven con un campo protector por si
acaso el derrumbe la afecte. Longshot lanza una de sus cuchillas al techo
buscando el punto más débil. Justo allí Hércules dispara con su arco de gran
tensión, resquebrajándolo. Es entonces cuando la mutante logra hacer la presión
suficiente como para que el techo se venga abajo y acabe con la amenaza. Cuando
los eurovengers salen de las ruinas del templo, observan cómo Doom está ya
ultimando el aparato de rayos positrónicos que destruirá la batería.

Es el momento
para realizar el exorcismo que acabe con Dormammu. Con una serie de movimientos
mágicos, Extraño logra expulsar del cuerpo de Raven al antaño poderoso señor de
la Dimensión Oscura, que rápidamente intenta buscar refugio en la batería
negra, una enorme fuente de poder de energía oscura que lo revitalizaría.

Pero
por el camino las artes mágicas que habían diseñado Zatanna y el Hechicero
Supremo dan su fruto y el Doctor logra acabar con el maligno supervillano.
También intenta entonces activar un segundo hechizo destinado a vaciar el alma
de Raven, pero no encuentra nada en su cuerpo, dado que, aunque él no lo sepa,
el alma de la heroína está a salvo en la mente de Rachel Summers. Pero pronto
todos tienen algo más de lo que preocuparse. Las estrellas de un sector del
firmamento parecen haber desaparecido. Pero es tan solo una ilusión óptica
provocada por el inmenso número de Linternas Negras que se acercan a toda
velocidad para intentar impedir que los Eurovengers acaben con la fuente de su
poder. No hay tiempo para reaccionar apenas. El Águila Latveriana ordena a sus
compañeros, con un tono que recuerda mucho al de Doom, como Longshot pone de
manifiesto, que se protejan como puedan de la enorme explosión que va a
provocar, activando el emisor de rayos positrónicos a máxima potencia contra la
batería de poder negra. La mutante crea un campo con la máxima concentración de
la que es capaz que evita que los héroes salgan dañados cuando el latveriano
hace explotar la batería, provocando una ola de destrucción que arrasa todo
centenares de kilómetros y logra acabar con todos los Linternas Negras y con él
mismo, reducido a poco más que polvo.

La
última batalla de Superman
Pero no todos los Linternas
Negras han muerto. Quedan tres. El Hércules de esa dimensión, que ha llegado
más tarde que sus compañeros al planeta y que por tanto no ha sufrido la
explosión. Y Superman y el líder de todos ellos, Black Hand, que venían de la
Tierra y que también la han evitado. Sin embargo, apenas un latido más tarde de
su

llegada,
también aparece la Gata Blanca, la primera Linterna Blanca, que desenvaina su
espada de plasma y se alinea junto a los Eurovengers en una última batalla por
el destino del universo.

Pero antes de que nadie logre moverse, Superman ataca.
Su objetivo es el que parece el eurovenger más poderoso: Hércules. Vuela hacia
él y le propina varios golpes de gran poder, pero Hércules logra sobreponerse.
Rachel intenta retenerlo con sus poderes telekinéticos, pero es demasiado
poderoso. Hércules lo intenta golpear, pero sus puñetazos apenas dañan al
kriptoniano. Por si fuera poco, el Hércules de esa dimensión tensa su arco de
flechas envenenadas y también dispara al olímpico, al que considera un
impostor. La flecha se le clava en el hombro quemándole con su veneno.

La Gata Blanca
salta contra Black Hand intentando partirlo en dos con su espada-blaster, pero
él detiene el golpe con su vara de poder y contraataca, aunque la Gata lo
esquiva con facilidad. Extraño intenta con sus hechizos detener a Superman
antes de que acabe con Hércules nublando su cabeza con visiones confusas, pero
eso tan

solo lo irrita
más.

Longshot le lanza una de las cuchillas doradas de Excalibur para abrirle
todas las heridas a Superman, que, resucitado tras el combate que acabó con su
vida, tiene heridas por todo su cuerpo. Pero el antiguo héroe destruye la
cuchilla con sus rayos oculares. Rodeado por todas partes de enemigos, Superman
concentra toda su fuerza en un puñetazo de energía colosal que hace volar a
Hércules y lo estrella contra las ruinas del templo, quebrándole todos los
huesos. Los Eurovengers se ven contra las cuerdas, con un Superman que en
apariencia es invulnerable y sin Hércules a su lado.

Es entonces
que Extraño siente una presencia en su anillo de esmeralda. Allí envía su forma
astral, y se encuentra con ¡Doom! Cuando arrancó el poder cósmico del cuerpo de
Doom, también tomó sin saberlo parte de su esencia, la parte más maligna. Ahora
esa esencia ha tomado conciencia de sí misma y ha convocado al mismo Extraño.
Sabedor de que a él también le conviene derrotar a los Linternas Negras, Doom
ofrece al Doctor la posibilidad de acabar con Superman. Batman había entregado
al Águila Latveriana una bala de kriptonita. Ahora mismo está vaporizada junto
con sus restos, pero la kriptonita, incluso en forma de polvo flotante puede
acabar con el antiguo héroe. Extraño asiente a su pesar y explica su plan al
resto del grupo.

Rachel con sus poderes telekinéticos acerca la nube de polvo
de kriptonita a Superman, que acaba de esquivar a Hércules que ha saltado
contra él desde el templo perdido aún con sus graves heridas. Rodeado de
kriptonita, Superman cae de rodillas tosiendo. Es el momento que Longshot
esperaba para lanzarle su cuchilla Excalibur, que le hace sangrar todas las
graves heridas de su última batalla. Caído en el suelo, Rachel introduce por su
boca el polvo de kriptonita y Superman vuelve a morir. Es entonces cuando la
Gata Blanca utiliza uno de los más grandes poderes de su anillo de luz blanca:
la resurrección. Y así Superman vuelve a la vida, para luchar por el bando del
bien una vez más. Con él de su lado, las Linternas Negras son pronto derrotadas
por los Eurovengers.

Antes de partir de
vuelta a su dimensión, los Eurovengers se despiden de la Liga de la Justicia.
Batman agradece a los héroes su ayuda y les promete que los restos del Águila
Latveriana descansarán en el panteón de la Liga junto a otros grandes héroes de
antaño, y que su sacrificio nunca será olvidado. La despedida de Zatanna con
Extraño es más fría. Ella cree que al Doctor le faltó valor en el último
momento para acabar con Raven. Sus últimas palabras son para hacerle saber que
si Raven llegara a poner el mundo en peligro, sería por culpa suya. Longshot y
Wonder Woman se despiden con un beso que recuerda poderosamente a la famosa
fotografía del marinero que besa a la chica en el final de la Segunda Guerra
Mundial, solo que en este caso es Wonder Woman la que toma la iniciativa. La
Gata Blanca se despide también de Catwoman recordándole que el buen camino, aunque
sea el más difícil de tomar, acaba siendo el mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.